El violín barroco

El violín barroco es un violín procedente de aquel periodo o construido según sus características.

Se denomina de este modo tanto a los escasos ejemplares supervivientes del Barroco, como a los instrumentos más recientes modificados para adaptarse a esas características, y a réplicas modernas.

Principales características

Las características principales de los violines barrocos incluyen:

  • Cuerdas de tripa en lugar de cuerdas metálicas o sintéticas, las cuales aportan un sonido más cálido aunque también menos potente en volumen.
  • Diferencias en las dimensiones del cuerpo y el mástil, incluyendo un diapasón, barra armónica, puente y alma más pequeños, además de un mástil más corto.
  • El arco también es diferente, más ligero y generalmente con una forma recta o curvada hacia afuera. La madera típica de los arcos barrocos suele ser más dura y resistente, a diferencia de los arcos modernos de pernambuco, más flexibles.
  • No incluyen barbada o mentonera, ya que originalmente el violín se posicionaba más bajo que el mentón para ser tocado.
  • Aunque las cuatro cuerdas están afinadas en quintas justas al igual que en los violines modernos, la afinación general es diferente. En los violines barrocos la afinación del La central está alrededor de los 390 herzios en lugar de los 440 modernos.

Técnicas

A causa de sus diferencias en la forma del arco y el material de las cuerdas, así como su forma de agarre diferente, la técnica del violín barroco es diferente, e intenta reflejar el estilo de las composiciones del periodo histórico al que hace referencia.

En el violín barroco es mucho menos frecuente el uso de técnicas como el glisando, el portamento o el vibrato. Las formas de sostener el instrumento y el arco características del Barroco son coherentes con el sonido propio del periodo.

El uso del violín barroco que extendió ampliamente en las últimas décadas del siglo XX con la popularidad de la denominada Interpretación Historicista, que abogó por la recuperación de las técnicas e instrumentos propias de cada época histórica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *